VALORES

Compromiso

Con la mejora constante de la calidad asistencial, el Hospital de Caridad se compromete a ofrecer una atención sanitaria de calidad, accesible y efectiva. Toda la actividad hospitalaria y todos los procesos asistenciales tienen un objetivo común: el paciente.

Honestidad

Hacer, siempre, el mejor uso de lo que se nos confió: la salud. Observar, en nuestra praxis diaria, el código de conducta ético más elevado: justicia, servicio, dignidad, caridad, excelencia, integridad, anteponiéndolo a intereses personales o de grupo.

Responsabilidad

Responsabilidad compartida por todos los trabajadores del centro: Cumplir con nuestras obligaciones y asumir las consecuencias. Se trata de facilitar la atención al paciente, mejorando la seguridad y la calidad de todos los actos médico-sanitarios. Defendemos la salud y la vida; la integridad física y síquica del paciente.

Respeto

Aceptar, apreciar y valorar las cualidades de los demás, admitiendo sus diferencias. Procurar un trato amable y una sana convivencia reconociendo y ejercitando los derechos y obligaciones de cada parte. Creando, en definitiva, entre todos, un ambiente de seguridad y cordialidad.

Equidad

Proporcionar al paciente, sin distinción de edad, sexo, grupo social, raza, ideología, religión y estado de salud, un trato justo en función, solo, de sus necesidades médicas y humanas.

Eficiencia

Emplear los recursos disponibles de la manera más eficaz para obtener los mejores resultados clínicos, laborales y productivos; que se traduzcan en ganancias de salud: atención integral, control de errores clínicos, mejor accesibilidad, conciliación laboral y familiar, reducción de listas de espera…

Profesionalidad

Todo el personal del hospital aplicará y desarrollará sus conocimientos adquiridos garantizando unos estándares de rigor, profesionalidad y comportamiento para conseguir la pronta recuperación del paciente, así como el perfecto funcionamiento del centro.